Escribir no es un trabajo… por eso hazlo gratis, ponlo en internet y tranquil@ que ya alguien, se lo apropiará y te quitará la autoría.

Ayer entré en mi cafeteria preferida para lograr olvidar la frase que alguien querido me acababa de decir después de una acalorada discusión sobre mi futuro.

– “Escribir no es un trabajo”

La discusión vino a resumir  mi realidad, que si quiero escribir que lo haga gratis porque nunca me van a pagar por ello. Mejor que me vaya a quemarme los ojos “al sitio ese donde trabajo” que por lo menos, aunque poco, me pagan. Eché un vistazo a las estanterías de libros que tenía alrededor esperando encontrar un libro nuevo donde ahogar mis crecientes sentimientos de frustación.

Y en esas estaba cuando vi tres personas que entraban en el recinto. El que iba delante era un hombre alto, de edad dudosa, muy delgado casi huesudo. Era de pelo largo, rubio mezclado con canas. Llevaba dos pequeñas trenzas en las sienes que acababan recogidas en una cola baja con el resto del cabello.

Como si fuese un poco miope se acercó a mi achinando los ojos y me preguntó si venía a la charla. Yo casi de inmediato dije que no, él se disculpó y se reunió con la con la gente que había llegado y les indicó que se acomodaran en el sofá contiguo a mi mesa.

cafe-libreria-la-libre

Entonces sacó un libro de su mochila y lo enseñó al resto.

– Este es el libro del que os hablaba – Enseguida llamó mi atención los alagos de los otros dos interlocutores que hacían pensar que era un libro verdaderamente interesante o importante.

El de la coleta, viendo el entusiasmo siguió ensalzando el libro, incluso nombrandolo como el “libro esencial de la vida”. Como una desesperaba me movía de un lado para otro en mi asiento intentando ver el título sin parecer muy descarada pero en cuando me di cuenta el miope me miró y subió las cejas. Entonces le pregunté bastante nerviosa:

– ¿Qué libro es? ¿de que autor? –

– Son los fundamentos del Samkya – Yo puse cara de poker porque no quería que se notara mi ignorancia – y el autor… es desconocido

La conversación siguió, incluso me quedé a la charla. Pero algo se me quedó grabado:

“Un tratado considerado como esencial en ciertas culturas ni siquiera tiene autoría” Pobre hombre o mujer que no se le reconoció la autoría de su obra y seguro que tampoco pudo vivir de ello. Pero no solo eso, se vé que hubo conflicto entre todos los que se lo querían apropiar que al final consensuaron que la autoría era de un ser mitológico medio humano medio ofidio. Porque sabemos que l@s human@s no podemos hacer cosas TAN buenas… Ahí lo dejo.

 

Anuncios

El hilo rojo del destino o la excusa del porqué te encuentras siempre con la misma gente

El hecho de pensar que estamos predestinados de nacimiento a hacer o padecer algo concreto, me pone los pelos de punta. También es verdad que no somos dueños al completo de las situaciones que vivimos, no somos contructores de nada, ni tenemos tanto poder sobre nuestro devenir como sugieren algunas corrientes modernas acerca del hacerse así mismo un hombre/mujer de éxito (¡qué chorrada!). Nadie tiene éxito si no es con ayuda de otras muchas personas.

Solo un extraño e indómito poder recae sobre nosotros.

Se nos escapa constantemente entre los dedos.

Ese poder, es el poder de dominar el instante, lo que piensas y haces en este preciso instante es lo que determina tu existencia. De hecho, lo que piensas en determinado instante determina lo que pienses en el siguiente… así se consiguen cambios o evolución o no… si no cambias nada, no es porque tengas un hilo rojo atado a tu dedo que te una a otra persona o situación… es simplemente que no has usado tu poder de modificar el instante.

Para quien no sepa la leyenda del hilo rojo.

Para dominar el instante.

¡Quien quiera opinar sobre mi vida que levante la mano!

…Bien, pues ahora tápate la boca con ella.

Saludos Nefelibatas,

Cierto es que no tiene nada de malo agradar a tus semejantes, pero se vuelve una dificultad en tu vida cuando, este sentimiento, no te deja expresarte o ser tu mismo o misma. Es más, digan lo que digan, nadie puede agradar a todo el mundo, así que, si te dedicas a esto, en algún momento de tu vida caerás en un pozo de desesperación, porque simplemente, no se puede…

Yo, personalmente, condicionaba mis acciones a la aprobación ajena, ya fuera de mis padres o de mis amigos o mi novio o pareja.  Me sentía desconsolada, triste y deprimida si sentía que no me aceptaban. En mi infancia y adolescencia, fui más bien una friki o nerd (puede que también ahora) pero quería escapar de ese cliché, porque dicho de paso, considero (ahora, no entonces) que tengo buena planta y una genética envidiable… Siguiendo con el hilo, no quería que se burlaran de mi, ni de mi mal sentido de la moda e hice de todo para ganar aprobaciones, el resultado fue… llegar a la veintena con una inseguridad desorbitada y una desorientación en mi vida que escondía copiando las opiniones de otros… elegí a mi pareja por orientación de mi grupo, elegí mi carrera universitaria en base a los razonamientos de otras personas, nunca con mi corazón… así llegué a mis primeros puestos de trabajo, que por no alargarme, diré que pasó tres cuartos de los mismo, las palabras correctas que me definía entonces eran “aterrorizada socialmente”. Mientras, mis habilidades innatas (como la creatividad, o mi capacidad de enseñanza) se iban oxidando del desuso, yo seguía mi carrera técnica, siendo en esta última (lo reconozco) bastante mala.

Pero ojo, no es tan terrible el asunto.

Finalmente me dí cuenta de mis errores y puse en marcha una serie de consejos, que ahora quiero reflejar aquí. Estos me han ayudado mucho para ser, la persona que siempre debí haber sido, porque, a final de cuentas, los amigos, novietes, compañeros de trabajo que hice con mi forma de actuar anterior, no los tengo ahora, porque simplemente… esa no era yo…

Así que, sin entretenerme en mis propias experiencias recomiendo a todo aquel o aquella que quiera salir del círculo vicioso de la “aprobación sin sentido” que siga unos sencillos consejos:

– Aprende a no interesarte por lo que los demás piensan.

No tienes que hacerlo todo bien, no eres el centro del universo (la mayoría de gente, en realidad, no se para a observar tu existencia)

“Nos preocuparíamos menos sobre lo que los demás piensan de nosotros, si nos diéramos cuenta de lo poco que lo hacen.”

 

La opinión de otra persona no debe afectarte siempre, además no es tu problema. ¿Nunca has juzgado a alguien a primera vista y te has equivocado totalmente? Pues a los demás también les pasa…

“Las apariencias engañan”

-¿Y qué si no eres lo que otros quieren que seas? Eres únic@  (tod@s lo somos)

“No copies, descubre tu verdadera individualidad”

Orientante, define tus prioridades, y éstas nunca deben ser detalles intrascendentes de tu aspecto o personalidad que quieras que la gente apruebe… enfócate al presente y en lo que quieres ser y si lo estás consiguiendo.

“No temas la espontaneidad por miedo al que dirán”

 

Sé consciente, coherente y consecuente con tus decisiones y acciones

“Vive desde tu corazón”

Finalmente solo decir, que si vives tu vida dedicada a la aprobación de tus círculos, y tratas de complacer a todo el mundo sin parar (como he dicho antes, te propones una meta imposible), estás viviendo una existencia lamentable y muy alejada de tu verdadero ser. Espero no sigas esos caminos. Te deseo lo mejor hoy y siempre.

Una Nefelibata despertando.

¿Y tú que sabes?… A lo mejor más que tú.

Hay un documental llamado “¿Y tu que sabes?” que se estrenó en febrero de 2004 y gira en torno a los increíbles descubrimientos de la física cuántica y su posible repercusión
en nuestra forma de percibir el mundo que nos rodea. Aunque todo se complica cuando comienza a formular hipótesis filosóficas, intercalando conocimientos científicos demostrados con preguntas como “¿podemos cambiar el mundo físico con el pensamiento?” “¿existimos físicamente?”
Como era de esperar la película recibió duras críticas de la comunidad científica.
No ayudó a su credibilidad el hecho de que el  film fuera dirigido por integrantes de la denominada “Escuela Ramtha de la Iluminación”, ya que podemos pensar que solo buscan adeptos a una ¿pseudo ciencia? o ¿psedo todo?, dado que la escuela en sí está basada en la experiencia que dice haber vivido la fundadora de la escuela, Judy Zebra Knight que afirma que el 7 de febrero de 1977 un espíritu al que ella llama Ramtha, un sabio guerrero chaman de 35.000 años,  se apareció ante su esposo y ella en la cocina de su casa móvil en Tacoma, Washington… y le dio sus enseñanzas para iluminarnos…
Al final puede que te lleves un chasco, al menos que sepas separar el trigo de la paja.  Yo recuerdo que algunas partes gustaron, y también la actriz protagonista.
Aquí lo dejo para que le eches un vistazo si quieres,
DOCUMENTAL ¿y tu que sabes?:
También deberías echar un vistazo a este libro, crítico con el documental y que sirve como divulgación real de la física cuántica, resumido y ameno para así profundizar más en el tema:

Raja Yoga o el sendero del conocimiento (Clase 4)

Sigo distinguiendo los diferentes tipos de vertientes del Yoga, en una clasificación básica. Ya expuse KARMA YOGA y  BHAKTI YOGA  (gñana yoga) , aquí expongo  RAJA YOGA ( basado en aṣṭāṅga yoga) y en la siguiente hablaré de HATHA YOGA

 

Raja Yoga es la rama del Yoga que busca la felicidad a través del conocimiento; es pues, un sendero intelectual.

También podría describirse como el estudio de las facultades cognoscitivas humanas, así como de los mecanismos de la mente y el pensamiento. Incluyendo el sueño, los fenómenos subconscientes, la intuición y los estados alterados de consciencia.

También estudia la razón más profunda del Yo, en sus facetas más diversas; constituye un verdadero estudio de la personalidad basado en ocho puntos de los cuales dos consisten en posturas físicas y ejercicios de respiración.

L@s practicantes de Raja Yoga tienen siempre presente que todo es ilusión, pero una cosa es aceptarlo intelectualmente y otra ejercer esta norma como conducta vital.

Así que todo se vuelve difícil y se hace imperativo adoptar una técnica o conducta para auto corregirse. Después de aceptar la naturaleza ilusoria de nuestra personalidad, nosencontramos según Raja Yoga, con gran cantidad de dificultades que se interpondrán en nuestro camino. Para afrontarlos hay que seguir el octuple sendero (recomendaciones de comportamiento y actitud):

  • Yama o restricciones: 

    Ahimsa -> No violencia
    Asteya -> La honestidad, no robar
    Satya -> Decir la verdad, sinceridad, veracidad
    Brahmacharya -> La castidad y/o control de la propia sexualidad.
    Aparigraha -> No aceptación, desapego, no-avaricia

  • Niyama o prescripciones:

    Saucha -> Pureza en nuestro comportamiento e higiene corporal
    Santosha -> El contentamiento o la virtud de no tomar más de lo necesario
    Tapas -> Disciplina, resistencia, crear el fuego o calor que te transmuta o actitud ascética
    Svadhayaya -> El estudio
    Ishvarapranidhana -> Amor, respeto y entrega a la sabiduría universal o Dios.

  • Asana

    Enseña a controlas las funciones del cuerpo.

  • Pranayama:

    Dominio total sobre las técnicas de la respiración y sobre el Prana o elán vital.

  • Pratyahara:

    Enseña a aislar el fondo de la forma de las cosas. (Los sentidos)

  • Dharana:

    Control de todas las manifestaciones mentales.

  • Dhyana:

    Muestra el camino de la contemplación y la concentración.

  • Samadhi:

    Se llega a la total identificación con la superconsciencia.

 

Una forma divertida de visualizarlo es en la siguiente imagen:

19015056421_4370254055_b

Bhakti Yoga o el sendero del amor universal (Clase 3)

Sigo distinguiendo los diferentes tipos de Yoga, en una clasificación básica. Ya expuse KARMA YOGA en la entrada anterior. Ahora sigue BHAKTI YOGA  también llamado gñana yoga, y en sucesivas entradas quedarán RAJA YOGA (aṣṭāṅga yoga) y HATHA YOGA

Bhakti Yoga es la rama del Yoga que predica el amor.

En un inicio, se aprende a amar a todas las criaturas de la creación para más tarde, desprovist@ éla practicante de apegos terrenales ama a la creación en sí en forma de samadhi, éxtasis o alegría sin límites al observar la inmensidad.

Como he mencionado el amor requiere un desprendimiento total de todo lo material, aunque es complicado llevarlo hasta sus últimas consecuencias.

Existen muchas congregaciones en  La India y en países budistas, que se reúnen para difundir sus creencias por medio de ceremonias que reciben el nombre de Kirtan, Puja y Bhajan (Cánticos, ofrendas y adoración).

En este video se puede observar una ceremonia Puja budista realizada en una expedición al Kanchenjunga, Nepal. (Tercera montaña más alta del mundo)

No obstante y aunque este Yoga es el que cuenta con más adeptos, la mayoría se adscribe a él como medio para salvar su alma sin comprometerse a ninguna obligación o simplemente por curiosidad.

El Bhakti Yoga es presa fácil de charlatanes, gente que no respetan el profundo significado de la doctrina y especulan con ella atrayendo a gente a la que engañan con oficiosas ceremonias de salvación. Es por eso, que se hace muy necesario disponer de un@ maestr@ personal que evite que el practicante de Bhakti Yoga caiga en esos fanatismos inútiles. Éla maestr@ debe saber transmitir la doctrina en toda su pureza, que son las virtudes como:

  • Caridad
  • Sinceridad
  • Control emocional
  • Fortaleza corporal

Me llama la atención esta última virtud que debe tener un@ principiante. La respuesta es que este Yoga predica la fortaleza corporal como único medio de poder perseverar en el difícil camino de la vida.

 

Karma y Dharma – El Karma Yoga (Clase 2)

Clase 2 – Lo que yo he aprendido. Se intenta definir las diferentes corrientes basadas en el Yoga. KARMA YOGA es la primera de ellas, expuesta en esta entrada. Seguirán BHAKTI YOGA (gñana yoga), RAJA YOGA (aṣṭāṅga yoga) y HATHA YOGA

El Karma Yoga, es una parte de la doctrina del Yoga que se basa en el deber y en el peso de las acciones pasadas como guía del individuo hacia su destino.

Karma es un termino en sánscrito que significa Actividad o Acción. Es decir, el término significa “Unión a través de la acción

El Karma es un producto de las acciones pasadas que quedan impresas en la mente de manera latente y que repercuten en el presente y en el futuro. También se puede interpretar como la ley de acción y reacción, aunque no es así como funciona.

Por tanto el practicante del Karma Yoga no necesariamente pertenece a ninguna religión determinada, basta con que sepa despojarse del Yo que lleva dentro y dedicarse por completo a su Dharma.

Karma en sánscrito

Karma en sánscrito

Quien practica Karma yoga no necesita creer en ninguna doctrina, puede ser ateo*, no preguntarse qué es el alma y no entregarse a ninguna especulación de orden metafísico. El único fin de este individuo es desembarazarse del egoísmo llegando por sí mismo, a través de la acción correcta.

Por tanto, alguien que practica esta moral es intachable y se guía por una ley universal que no conoce género, raza ni creencia. Que es adaptarse al entorno que debe compartir con sus semejantes e intentar favorecerles en la medida de sus posibilidades, aceptado las reglas preestablecidas en su entorno. Es decir, debe cumplir su Dharma.

¡¿QUE ES DHARMA?!

Dharma es otra palabra en sánscrito, que quiere decir “conducta correcta según tu rol” o también puede traducirse como “moralidad” o “comportarse éticamente”. Pero la traducción no alcanza a ser completa en ningún idioma actual.

Viene a ser algo así como “conocer las normas de conducta de tu entorno más próximo y saber jugar las cartas sin perjudicar a nadie, es más, beneficiando al prójimo”. (perjudicar a una persona generaría mal karma y beneficiarla buen karma)

En el hinduísmo, el Dharma esta simbolizado como una rueda, llamándose dharma-chakra, (chakra es una palabra en sánscrito que significa rueda) a la rueda que torna o gira sobre sí misma. Este símbolo es el que se encuentra en la bandera de la India.

La rueda es otro de esos símbolos que transcienden a las culturas y que tienen un simbolismo especial en el subconsciente humano.

dharma chakra

El concepto representado por gente acarreando su rueda de Dharma (Monumento del templo Wat Umong en Chiang Mai, Tailandia)

Esta conducta moral se encuentra recopilada en los Gita, cuya doctrina predica el desarraigo total del ser humano respecto a los bienes terrenales y su aspiración a disolver su propia esencia en el Todo.

Una de las vertientes del Karma Yoga es la que se ocupa de economizar la energía de toda acción.

Esta vertiente, nos indica que toda acción y pensamiento consume energía. Por tanto, debemos distribuirla sabiamente y no desperdiciarla.

Economía de la acción

La persona que se preocupa innecesariamente muy a menudo, que se pone nerviosa a la mínima o se impacienta rápidamente, provoca un desgaste de energía considerable que no revierte en ninguna acción beneficiosa. Así que hay que aprender a economizar la fuerza vital que es la promotora de toda acción, porque la economía de la acción es aplicable tanto a los grandes actos como a los pensamientos más insignificantes.

No hay que gastar energía en situaciones o pensamientos poco provechosos como tener envidia, pensar mal de otras personas entre otros. Porque esa energía es limitada y para tí es mejor gastarla en pensar adecuadamente, en crear, en ayudar, en mejorar, en reír, en pasarlo bien, resumiendo en cosas constructivas para ti y para tu entorno, y no desperdiciándola en cosas banales y superfluas.

¿para qué desperdiciar nuestra fuerza vital/mental en pensar mal de los demás o en descubrir sus defectos?

Realmente Karma Yoga son normas morales difíciles de seguir a rajatabla y que varían de un lugar a otro y de un individuo a otro. Sin embargo, hay unas características básicas que descubriremos en los seguidores de esta vertiente, que a menudo ni saben que siguen estas normas, pues son autodidactas y han llegado hasta aquí por convicción propia.

  1. Gran comprensión hacia los defectos ajenos (no propios, los propios hay que depurarlos. Suelen ser más duros con si mismos que con los demás.)
  2. Tolerancia con las intransigencias de los demás, les quitan importancia.
  3. Humildad
  4. Altruísmo
  5. Confianza en sí mismo y en la sociedad
  6. Amor a la acción correcta de la que no se espera ningún beneficio personal. Salvo el hecho de saber que están haciendo lo correcto.

 

RESUMIENDO:

De todo esto hay que tener claro unas cuantas cosas esenciales sobre el

KARMA:

  • Karma es lo haces, dices y piensas en este momento. (A partir de ahora me refiero a lo que haces, dices y piensas como acciones)
  • No existe mal o buen Karma.
  • No es la ley de acción-reacción y no funciona como tal.
  • Karma es la acción en el presente. Si es equivocada tendrá malas consecuencias, si es correcta tendrá buenas consecuencias o al menos las consecuencias que tu esperas.
  • Las buenas acciones reducen las consecuencias de las malas acciones.

 

DHARMA:

No puedes tener buen o mal Dharma. Si no que puedes seguir el Dharma o no.

Tu Dharma estará basado en tu entorno.

Originariamente la palabra quiere decir “mantener, poseer o conservar” tu conducta conforme a las leyes establecidas. (no tomarlo en la vertiente política ni de orden social, es más bien una ley natural en forma de interacciones con el entorno y los seres, con la convivencia humana y de acciones que armonicen contigo y tu entorno). Por ejemplo, no seguirás el Dharma si dices una cosa y haces otra. O haces o dices algo cuando piensas todo lo contrario o al revés.

 

 

 

*: Mirar comentarios, puntualización de Joan.