Compañeros de viaje

Un hombre, su caballo y su perro iban un poco desorientados por un sendero.

Después de mucho caminar, el hombre se dio cuenta que los tres habían muerto en un accidente. (Hay veces que lleva tiempo que se den cuenta de que han fallecido)

Su nueva realidad era muy diferente porque estaban sometidos a una larga caminata sin rumbo y cuesta arriba. Con un sol brillante que caldeaba en ambiente, por lo que  los tres estaban cansados y sedientos.

A lo lejos, avistaron un portón impresionante de mármol y lujosamente revestido de adornos dorados.

El hombre  no dudó en dirigirse a un guardia que estaba en una garita al lado del portón para pedirle la entrada.

– Buenos dí­as – dijo el caminante.

–  Buenos dí­as – contestó el guarda esbozando una sonrisa.

– ¿Qué lugar es este, tan impresionante? – preguntó.

–  El cielo – Dijo de manera contundente – Mira – El guarda se apresuró en abrir un ventanuco y el caminante asomándose vio una calzada hecha de bloques de oro que conducí­a a una plaza donde se encontraba una gran fuente de donde brotaba agua cristalina. El caminante estaba entusiasmado y dijo:

– Que bien llegar al cielo porque estábamos con mucha sed – El hombre se volvió e hizo una señal a sus amigos para que se acercaran. Pero el guarda cerró el ventanuco de golpe, mientras negaba con la cabeza, y finalmente dijo:

– Usted puede entrar a beber agua a voluntad  pero los animales no. Tienen prohibida la entrada –dijo el guarda abriendo el portón e indicándole la fuente. – Date prisa, no dejaré entrar a mucha gente más, es una gran oportunidad para ti. No seas tonto y que quedes con esos pulposos animales –

El hombre se sintió muy decepcionado porque su sed era grande pero sabía que también la de sus animales mientras volvía la vista a su perro que descansaba en el suelo exhausto y su pobre caballo con la cabeza gacha esperándole obedientemente,

– ¿Cómo voy a abandonarles sin son mis compañeros de viaje? No me han abandonado ni en esta nueva realidad? –  Echó un último vistazo a esa fuente de agua cristalina mientas el guarda con cara de ira lo cerraba de golpe mientras lo tildaba de estúpido. El hombre no contestó a sus grosería y volvió pacientemente haya sus amigos indicando que debían seguir subiendo.

A lo largo del camino el caminante tuvo varios pensamientos de volver y abandonarlos, pero les miraba y ellos seguían tras él sin cuestionarse nada. Confiaban plenamente en él.

Estaban a punto de desfallecer cuando llegaron a un sitio donde un árbol alto daba una sombra fresca. Allí comenzaba un camino de tierra con sombra a ambos lados Al acercarse vieron que  un hombre dormitaba recostado, con la cabeza cubierta por un sombrero.

– Buenos días – dijo el caminante

– Buenos días – respondió el hombre sin prestarle demasiada atención.

– Estamos con mucha sed, mi caballo, mi perro y yo…–

– Hay una fuente tras aquellas piedras – dijo el hombre incorporándose.

– Mis animales también quieren beber…y –

– Pues claro amigo, la fuente es de todos.. Bebed a voluntad –

El hombre, el caballo y el perro fueron hasta la fuente y saciaron su sed  y se recostaron en la hierba. El hombre que antes estaba tendido en el suelo, se acercó a ellos. Ell perro fue a su encuentro al igual que el caballo. El caminante se apresuró a decirle:

– Muchas gracias por todo, nos iremos en cuanto hayamos descansado un poco –

– Quedénse el tiempo que quieran. ¿acaso tienen algún sitio mejor donde ir? Si siguen el sendero encontrarán a más gente y más fuentes – dijo mientras acariciaba al caballo y el perro jugaba a su alrededor moviendo la cola.

–¿de verdad?- dijo el caminante – ¿qué lugar es este entonces? ¿cuál es el nombre de este maravilloso lugar?–

–Esto es el Cielo, amigo mío– respondió el hombre.

–¿El Cielo? –¡Pero si el guardia de la puerta de mármol me dijo que aquello era el cielo! –“ El hombre se deshizo en carcajadas y le contestó:

–Aquello no es el cielo, aquello es el infierno de la gente que no aprecia a sus compañeros de viaje y solo busca su propia satisfacción. El agua del infierno hace que cada vez tengas más sed, nunca te sacias, de manera que se hace difícil salir de allí una vez que has entrado. Todo su aspecto es pura ilusión. El guarda de allí en realidad, nos está haciendo un gran favor.  Porque aquí no llega nadie que sea capaz de abandonar a sus amigos para saciar su propia sed.

 

Anuncios

6 Comments

  1. Como todo cuento con moraleja que se precie, la idea es la de aplicar esa enseñanza nuestra realidad y a nuestro entorno. Creo firmemente en la enseñanza que nos propone el relato: todo traidor merece el olvido (lejos de mí la bajeza de una venganza); todo amigo merece el abrazo incondicional y eterno (recordarás que hace pocos días dije en mi blog “Los únicos ángeles que conozco caminan en cuatro patas y los llamamos perros”; creo que eso responde a tu pregunta).

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. A mi también me gustan mucho los animales, tengo una gatita con grandes ojos azules, a veces la miro y la encuentro observándome atenta… más de una vez pienso que es la mirada de otro mundo y que está aquí para cuidarme… que tontería.. En fin centrando en el cuento, creo que en él caben muchísimas interpretaciones, también se puede pensar en que entras en el “infierno” por egoísmo y placeres personales abandonando a tus grandes amigos (que también pueden ser entendido como convicciones o virtudes personales), pero sea el caso que sea siempre es la misma pregunta. ¿Los abandonarías? Y creo que has respondido con nota. Un abrazo enorme y gracias por exponer tu punto de vista.

      Me gusta

    1. Gracias por tu opinión. Me gusta mucho escribir cuento con animales, cuando convives con una animal parece que te hablan con la mirada y terminas sabiendo lo que quieren sin una sola palabra. Un Saludo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s