Dios es la gente buena

Hace años escribí una entrada acerca de la desilusión que tuve cuando comprobé que los reyes magos no existían. No dije a nadie lo que quería para el día de reyes, solo lo pedía todas las noches, con todas mis fuerzas, pero no se lo dije ni a mi madre ni a nadie, y eso que mi madre lo intentó averiguar por todos los medios. En la carta de los reyes magos, puse “ya sabéis los que quiero, lo que pido todas las noches” Ahora que soy madre imagino a la mía leyendo esto y tirándose de los pelos, no recuerdo que artimañas utilizaría pero no dieron resultado, no despegaba la boca. No era una niña distinta, no pedía paz en el mundo ni cosas intangibles que se escapaban de mi entendimiento. Pediría algún juguete que no recuerdo. Pero lo que sí recuerdo es que mis padres, me taparon los ojos y me llevaron a una habitación, donde los reyes magos me habían dejado mis regalos (y habían tenido que salir corriendo porque tenían que repartir más regalos)  y ¡tachán! un montón de juguetes pequeños poblaban el suelo, uno de cada clase, supongo que mis padres intentaban acertar con alguno… Mi respuesta fue instantánea, me eché a llorar. Nada era ni ligeramente parecido… Nadie entendía mi lloros. Yo era inconsolable. No era solo que no había recibido lo que quería, si no mi descubrimiento de que los reyes no existían, lo sobrenatural no existía. Ahora entiendo que no hacía falta nada sobrenatural para satisfacer mis deseos de un juguete en particular… pero entonces… me temblaban las piernas del disgusto. Fue una situación fatal que todavía recuerdo…

Ahora treinta años después me ha vuelto a pasar lo mismo. Esta vez con mi creencia en una entidad superior… con Dios. No digo que Dios no exista, tal vez no comprendemos lo que es. Pero sin duda, no es un ente vigilante que nos protege de todo mal y que nos concede deseos cual genio de la lámpara.

Esta es mi opinión personal y no busco ofender a nadie. Creo que cuando rezas, no te comunicas con un ser superior, si no que estabilizas tus pensamientos y tus sentimientos. Analizas tu comportamiento e intentas encontrar el equilibrio mental. Tal vez consigas ser mejor persona y conocer a buenas personas que se comporten como tú. Rodearse de buenas personas y ayudarse puede que se identifique más con lo que significa la presencia de lo que entendemos por el dios o dioses de las religiones.

A lo mejor soy la última en enterarme… como con lo de los reyes.

Anuncios

7 Comments

  1. Es una reflexión, tierna, humana, preciosa… Simplemente con esa reflexión ya tiene uno el retrato de una persona increíblemente linda. Ensamblas muy bien en el relato la infancia y la madurez. A veces no son tan distintas. En ti se aprecia ahora esa niña que fuiste y que no quieres que desaparezca nunca. Por nada del mundo dejes de ser esa niña tan entrañable que llevas dentro. En cuanto a la reflexión sobre Dios, es más que comprensible ese debate interno tuyo que tampoco creo que sea muy ajeno a los demás, por ejemplo yo mismo lo he visto y lo he percibido calcado al mío. Al final, los seres humanos no somos tan diferentes. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Vaya, no sé como darte las gracias por tu opinión y tus palabras. En primer lugar, te agradezco tu tiempo en leerme y comentar. Y después, de una manera u otra, me ha animado saber que has pasado por algo parecido. Me ha gustado mucho tu comentario, enserio. Un abrazo y que pases un buen día.

      Le gusta a 1 persona

  2. Me ha gustado particularmente la frase en que dices que rezar no es hablar con un ser superior sino estabilizar sentimientos y pensamientos….Es una forma más de verlo en la que se puede estar de acuerdo o no pero una bonita forma.
    Esta muy bien esta entrada, me gustó ¡¡¡

    Le gusta a 1 persona

  3. El problema de Dios, es que es una experiencia particular a cada uno de nosotros, El es segun lo concebimos, dentro de Nosotros mismos, en el Bhagavad Gita se dice que encontramos a Dios en la forma que lo invocamos, en otras palabras El se muestra a Nosotros de la forma que lo imaginamos, y claro eso refleja quienes somos! 🙂

    Le gusta a 2 personas

    1. Muy buena reflexión, definitivamente somos el reflejo de nuestros pensamientos, me ha gustado mucho. Gracias por leer y comentar, un saludo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s