La gata en el templo

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo existía un templo en Japón al que nadie daba ofrendas por ser pequeño y rudimentario.  Allí vivía un único monje.

Era un hombre mayor casi ciego, pero todos los días se levantaba animado, con una gran sonrisa, limpiaba el templo, adecentaba la entrada y se iba a buscar algo de comer. A pesar de vivir en la pobreza, compartía la comida con una pequeña gatita, Tama. Así transcurrían los días. Hasta que una noche se desencadenó una enorme tormenta, el monje y la gatita se apresuraron a cobijarse en el templo. Sin darse cuenta que un poco más allá, un jinete había sido sorprendido por la fuerte lluvia y se había cobijado bajo un árbol. Tama, escuchó algo raro y quiso asomarse desde un pequeño ventanuco.

El hombre que estaba debajo del árbol quedó sorprendido cuando vio a un pequeño gato, levantando su patita mirando hacia él, parecía que le estaba indicando que fuese a refugiarse al templo. Había pensado en quedarse donde estaba hasta que pasara el aguacero, pero no pudo resistirse a las señales de la gata, este hombre no creía en el azar. Así que que hizo una pequeña carrera junto con su caballo hasta que estuvo en el interior del templo, llegó totalmente mojado y le goteaban sus lujosas vestiduras. En ese preciso instante un rayo alcanzó al árbol donde había estado destruyéndolo completamente. 

El jinete era en realidad el señor de todo el feudo donde se encontraba el pequeño templo, y además bastante supersticioso y no pudo creer que había sido una casualidad, sino que Tama le había salvado. Así que decidió favorecer al templo, a su sacerdote, y por supuesto a Tama durante toda su vida.

Cuando volvió a su palacio y contó la historia, todos quisieron colaborar con el pequeño templo y además ordenó que se creara una estatua de su salvadora, fue entonces cuando se creó el primer Maneki Neko. 

A partir de entonces, el Maneki Neko, ha sido símbolo de buena suerte. Si levanta la pata derecha, atrae riqueza. Si levanta la izquierda, llama a la clientela y si lleva las dos patas levantadas se considera protector del hogar y de la familia. Además el más mas suerte da a los viajeros sería tricolor; blanco, negro y naranja. Uno verde sería bueno para la salud y seguridad en el hogar y el gato violeta para triunfar en los estudios y para encontrar empleo. El archiconocido dorado y plateado es para los comerciantes y para que te vaya bien el negocio y para atraer al dinero. Siendo el blanco y el rojo para favorecer  la llegada de la persona amada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s